Por qué soy profesora

Todavía lo recuerdo, posiblemente hace menos tiempo del que os imagináis pero para mi hace más tiempo del que creía. Estaba sentada en la mesa del Grupo Smedia, uno de los primeros sitios donde empecé a gestionar marketing digital (en este caso asociado a la gestión cultural al ser teatros de Madrid). Un día, mientras trabajaba, recibí una llamada de José Cantero. No sabía quien era pero me quería ofrecer trabajo dando una clase en el IArt, en el Máster en Gestión Cultural.

Sentí miedo, para que nos vamos a engañar. Yo estaba más cerca del lado del estudiante que del lado del docente y, aunque tuviera siete años de experiencia como monitora de campamentos y hubiera coordinado las ludotecas de la Junta Municipal de Distrito Centro, tenía miedo, más del que demostraba. Aun así me armé de valor y dije que sí. No tenía nada que perder.

La experiencia fue única. Lo confieso, me enganché.

Poco después me escribió Esmeralda Díaz-Aroca, profesora mía en el Máster MBA, para ofrecerme dar clase sobre geolocalización. Un curso de 8h de foursquare que pensé que nunca terminaría de preparar. Otro nuevo reto que salió bien. Tenía 25 años recién cumplidos y os aseguro que tenía mucho respeto a una profesión en la que me sentía una intrusa.

 

Eso fue el principio. Desde ahí fui enganchando clases y a veces parezco una adicta a la docencia. Twitter para eventos y congresos, introducción a redes sociales, planes de contenidos, content curator, marketing digital en la industria creativa, cursos de diez horas sobre facebook, nuevas plataformas en redes sociales, documentación de agencia, publicidad en facebook, marcas personales en el sector de la salud, estrategia en redes sociales. Sí, una locura. Madrid, Valencia, Alicante, online y por supuesto República Dominicana donde lo pasamos increíblemente bien.

 

Durante estas más de… más de… más de muchas horas de clase que he dado he aprendido muchas cosas:

  • Prepararse una clase no es una tontería. Requiere tiempo y dedicación
  • Nunca debes explicar lo que no sabes. Yo no me meto en las cosas que no domino perfectamente
  • No, no lo sabes todo. En cualquier momento te pueden cuestionar algo y no saber responder. No pasa nada, no te inventes nada, hay que ser sincero
  • Si el alumno se va a quedar con un 10% de lo que digas haz hincapié en lo que quieres que recuerde
  • Poner ejemplos reales mola
  • Tener sentido del humor y saber regular el ritmo de la clase es bueno
  • Hacer ejercicios es imprescindible
  • Recapitular es siempre buena idea
  • Entender por qué está cada alumno en tu aula y qué puedes hacer es bueno para ellos
  • Formar es formar-te y estar actualizado todos los días
  • La docencia es la única profesión que crea las demás (esta no es mía, me la enseñó José Cantero)

 

Bueno, y la enseñanza extra: si lo haces con pasión os aseguro que es mejor, mucho mejor. Pero eso no es una enseñanza propia de la docencia, es de la vida.

También he aprendido que odio las pizarras de tiza porque luego me pican las manos 😛

En septiembre más cursos, prometido.

 

 

 

Shutterstock/ woaiss

Categories Personal

4 thoughts on “Por qué soy profesora

  1. Hola Clara!! me encanta tu blog, soy una de tus fans… Y quiero decirte algo: con este post me has levantado el ánimo!! 🙂

    Me siento bastante identificada en mucho de lo que nos acabas de contar. Yo, al igual que tu, también quiero ser profesora. Soy copy, diseñadora, realizadora audiovisual, community, productora, técnico en e-commerce… y también: profesora.

    Estoy empezando (a los 24) en esto de dar clase -más en la línea de creación de contenido, audiovisual, multimedia, storytelling, branded content…- pero con las mismas ganas e ilusión que nos transmites en esta entrada 🙂

    Gracias por compartir pedazos de tu vida en este entramado digital.
    Te sigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres saber más?

Te puedes dar de baja en cualquier momento porque en todos los correos pongo un enlace al final. Pero vamos, que si no quieres saber más de mi, me lo dices y yo te dejo de dar la brasa.

Uso Mailchimp porque adoro al monito. Entiende que si te suscribes, guardaré tu información donde el monito. Aquí tienes su política de privacidad.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close