Queridos héroes

Llevo poco tiempo trabajando en Save the Children. Entré con el convencimiento de que podía cambiar el mundo y en este poco tiempo el mundo me ha cambiado a mí.

Sabía que el mundo estaba mal, que había injusticia y que alguien tenía que contarlo. Lo que no sabía es que el mundo estaba tan mal, que había tantísima injusticia y que contarlo es una minucia teniendo en cuenta que la hazaña real es la que viven los auténticos héroes de la historia.

Nunca habría sido capaz de irme a Sierra Leona a salvar a niños que mueren de Ébola o que han perdido a sus padres. No habría podido ser una niña soldado o haber sido utilizada por un grupo armado como esclava sexual. No sé si sería capaz de jugar con mis hermanas para que no se acuerden de que hoy no han podido comer. Que las ratas Entraran en mi casa y mordieran a mis hijos, vivir en un sitio a 12Km de la Puerta del Sol y con un solo punto de agua potable para medio millar de personas.

No me imagino huyendo de Siria, y viviendo en un campo de refugiados nevado. No puedo pensar que tuviera que decirle a mis hijos que en mitad de la noche tienen que subir a una tienda de campaña en la que vivimos a quitar la nieve, decirles que «ya no son niños» aunque sé que lo son, preferir haber muerto a vivir esta situación. Me niego a pensar que un hijo mío puede morir (como los 17.000 menores de 5 años que mueren diariamente por causas evitables) por haber nacido en un país o en otro, o simplemente por ser de un grupo étnico u otro.

Cuando releo estas historias que he traducido, redactado o publicado se me pone la piel de gallina, y vuelvo a llorar como la primera vez que pasaron por mi vida. El ser humano es impresionante. Somos capaces de soportar situaciones imposibles y de ayudar cuando la gente lo necesita. O al menos eso quiero creer.

 

Nunca habría sido capaz de ser como estos héroes.

Una vez, en el colegio, un profesor me dijo que nosotros teníamos que cambiar el mundo, y que él, para cambiar el mundo, se ponía cada día su traje y nos enseñaba a nosotros a cambiar el mundo. Posiblemente yo cambio el mundo en la medida de lo posible, y creo que cada uno puede cambiarlo a su manera.

Lo mismo dejas de colarte en los asfaltos, o dejas de pagar 8€ a la hora a la persona que limpia tu casa y le pagas un salario digno. Lo mismo dejas de asumir que cuando hay un problema la culpa es de un inmigrante, lo mismo cedes el asiento en el metro a una persona mayor en lugar de mirar el móvil.

Hay muchas formas de cambiar el mundo. No todos podemos ser héroes. Pero podemos ser voluntarios, ser más cívicos, hacernos socios, hacernos eco de lo que pasa en la vida o ayudar a un amigo.

 

Puede que no seamos héroes. Pero creo que todos podemos cambiar el mundo.

 

Espero que ahora se entienda mi breve ausencia digital, pero he vuelto, con ganas, con muchas ganas.

 

Imagen destacada: Save the Children

1 thought on “Queridos héroes

  1. Wow..!! es cierto que en este mundo hay muchos héroes y heroínas que son digno de admiración y respeto, y también es cierto que este mundo esta cada vez mal.. Y la mejor manera que podemos hacer para que esto cambie es aportando nuestro granito de harina y como dices hay muchas formas y maneras de hacerlo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres saber más?

Te puedes dar de baja en cualquier momento porque en todos los correos pongo un enlace al final. Pero vamos, que si no quieres saber más de mi, me lo dices y yo te dejo de dar la brasa.

Uso Mailchimp porque adoro al monito. Entiende que si te suscribes, guardaré tu información donde el monito. Aquí tienes su política de privacidad.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close