Fondue de carne, domingos sin cocinar


 

Los domingos no siempre apetece preparar comida. Es más, a veces lo que no tienes es tiempo para preparar comida. En estos casos nosotros estamos comiendo una fondue de carne, que no sólo es rápido, sino que al ser carne hecha en el momento, es un tipo de comida que no lo sueles llevar en el tupper.

Para que la fondue de domingo sea un éxito tienes que tener en cuenta tres cosas: la propia fondue, la carne y las salsas.

 

La fondue

Las venden específicas. No compres una de chocolate, estás son mucho más pesadas, con un quemador y con base de madera. Para prepararla debes:

  1. Calentar previamente el aceite. En el propio fuego (o vitro) pones la fondue con dos o tres dedos de aceite y lo pones a calentar. Si tienes inducción y la fondue no siempre puedes comprar un adaptador para inducción.
  2. Utilizar el quemador. Generalmente traen un quemador con una fibra que se puede usar varias veces. Yo lo empapo con alcohol de quemar y lo enciendo con un mechero alargado o una cerilla. Si se os consumen las pastillas o la fibra, puedes conseguir de recambio.

 

La carne

Aquí suelo usar:

  • Solomillo de ternera. Es una carne gruesa que no hace falta que se haga mucho (es más, mejor que no se haga demasiado)
  • Pechuga de pollo. No hace falta que te lo hagan filetes, puedes cortarlo tú como prefieras
  • Salchicas alemanas. Reconozco que esta es la que siempre queda mejor (porque no tiene ninguna ciencia) y compensa el gasto con el solomillo. Las de Lidl son muy buenas.

A partir de este punto dejad vuestras sugerencias en los comentarios, que seguro que habéis probado de todo.

 

Las salsas

Esta parte es la que más disfruto, y la que requiere más creatividad. Os dejo algunas de las que siempre pongo:

  • Ketchup. Algo sin complicación.
  • Salsa rosa. Mezclar mahonesa con ketchup.
  • Mahonesa con ajo. Igual de sencillo, mezclas la mahonesa con ajo en polvo.
  • Mostaza. Aquí tienes un gran abanico de posibilidades, mi favorita es esta de Haendmaier, pero es difícil de conseguir.
  • Remoulade. Es una salsa danesa que está buenísima.
  • Barbacoa. Aquí sí o sí la Stubb’s, en Taste of America está.
  • Salsa picante. En concreto uso Salsa Habanero Chimay, ojo, la poco picante 😉

Alguna vez sí he puesto alguna salsa asiática, pero no me termina de convencer el resultado.

 

Para acompañarlo suelo poner una ensalada. Disfrutad de un domingo tranquilo.

Share
Suscríbete a mi Newsletter.
Solo te mandaré cosas que molen :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *