Berenjenas rellenas


Las berenjenas rellenas las asocio a novedad. Puede que muchos de vosotros las toméis con cierta frecuencia, pero en mi caso siempre las he tomado como un plato esporádico. Tanto en casa de mis padres como en mi propia casa.

Por eso puede que tenga especial cariño a este plato y me guste tomarlo con poca frecuencia, intentando no quemarlo nunca. Es un plato sencillo de hacer, pero algo laborioso.

La gran ventaja es que este plato se puede congelar, llevar en tupper y recalentar en el microondas. No digo que sea lo mejor, digo que si comes de tupper, este plato te ayuda a consumir carne roja (diga lo que diga la OMS) sin que se quede como una suela de zapato.

Ingredientes

  • Berenjena, una por persona
  • Cebolla (una para cada 2 o 3 berenjenas)
  • Tomate frito
  • 120-150g de carne picada de ternera por persona
  • Queso de pizza o bechamel

 

Elaboración

Esta receta tiene tres pasos:

Vaciar la berenjena

Es la parte más aburrida. Hay quien usa un sacabocados o cuchara parisina, yo no tengo así que con una cucharita me apaño para ir vaciándola. El truco es sacar la mayor cantidad de berenjena sin estropear la piel, que será nuestro recipiente.

Preparar el relleno

Trocea la cebolla, en trozos pequeños. Ponlo en una sartén con un poco de aceite y póchala (échale sal desde el principio). Cuando esté más transparente es cuando puedes plantearte echarle más verduras, yo al menos le echo la berenjena que he vaciado en el paso anterior troceada.

Cuando has terminado y la berenjena está hecha, añades la carne picada ya con sal (que siempre se nos olvida). Suelo usar ternera, pero mucha gente mezcla cerdo con ternera, ¡lo que más os guste!. La vas haciendo y, cuando ves que deja de estar cruda, échale un chorrito de tomate frito y juega con las especias. La última vez usé comino (muy poco, que el comino es peligroso) y le dió un toque muy bueno.

Hornear

Cuando has terminado el relleno, lo pones dentro de la berenjena vacía y lo cubres con queso o con bechamel. Yo las suelo hacer con queso de pizza más que con bechamel, es mucho más sencillo y quedan ricas.

Lo pones en el horno precalentado y lo dejas durante 10 minutos a 210ºC. Vas mirando que quede bien, cada horno es un mundo.

 

Bon appétit 🙂

 

Share
Suscríbete a mi Newsletter.
Solo te mandaré cosas que molen :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *