Él me llamó Malala


Desde que trabajo en Save the Children, la historia de Malala me toca de frente. No es solo la niña a la que le dieron el Premio Nobel de La Paz, no es solo esa noticia que abrió el telenoticias el día que se anunció. Tampoco es solo la niña a la que le dispararon los talibanes, esa niña que quería ir a la escuela sobre todo. Malala es una defensora y referente en la lucha por la escolarización de las niñas.

Eso es así, a quien no le educas, le marginas y le condenas a la pobreza y, sobre todo, a la imposibilidad de salir de la pobreza. Malala lo sabía, y por eso se negó a dejar de ir a la escuela pese a las amenazas de muerte que eso suponía.

Hace pocas semanas tuve la suerte de poder ir al preestreno de la película “Él me llamó Malala” que alternando el formato entrevista con el relato, narra la realidad que Malala ha tenido que vivir hasta ahora.

Nos habla de por qué se llama así, de las costumbres y la llegada de los talibanes a su ciudad natal y qué supuso eso a nivel de derechos, nos cuenta su relación con la educación y por qué empezó a escribir en la BBC. Nos narra su huída, su vuelta, su comienzo como activista del derecho a la educación de las niñas. Nos describe la preciosa relación que tiene con su padre y, con mucho dolor, nos dice también cómo fue el disparo que recibió.

Pero sobre todo habla del futuro de Malala y qué planes tiene.

Una película que no solo se debería dar en los cines, sino que debería tener una amplia difusión porque estoy seguro que todos los espectadores que salen de ver la película, han ganado mucho como personas.

Totalmente recomendable. Os dejo el enlace al trailer.

“Un niño, un profesor, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo”, Malala Yousafzai

 

Share
Suscríbete a mi Newsletter.
Solo te mandaré cosas que molen :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *