¿Qué cocinar las últimas semanas del embarazo?

Junto al síndrome del nido, o como parte de él, está la costumbre de cocinar y congelar mucha comida antes de dar a luz para poder tener durante las primeras semanas que estas acostumbrándote a la situación.

El proceso es sencillo, haz raciones de más de lo que comas esa semana, y vas congelando lo que sobre para tener. Si además puedes hacerte una compra grande antes, mejor que mejor (en nuestro caso no pudimos porque se adelantó todo y tuvimos a Filomena después).

Si estás pensando en qué cocinar, aquí te dejo unas ideas.

Qué cocinar

Lo que peor queda congelado desde mi punto de vista son las patatas, a veces el arroz y en ocasiones la pasta. Sinceramente no necesitas esos ingredientes porque lo puedes añadir más tarde con vasitos de arroz de micro, patatas al vapor de micro o cociendo una pasta.

Durante el post parto seguramente estéis cansados y caeréis en la tentación de pedir pizza (normal). Eso sí, ten en cuenta que eso va en contra de tu cansancio y a la larga no te irá bien. Así que congela cosas ricas y no te preocupes tomarlas en las cenas (total, vas a tener mucha actividad por la noche).

Aquí algunas ideas:

  • Albóndigas. Las semanas antes del parto hacía una vez a la semana albóndigas (jardinera, con tomate, receta tradicional…). Si te da pereza puedes comprar las albóndigas ya hechas en el supermercado y hacerlas en el horno o en la freidora sin aceite. El día que las vayas a comer añade arroz o patata del micro.
  • Salsas para pasta. Yo hice boloñesas y pisto con huevo y atún. Hice varias raciones y las dejé congeladas sin la pasta… ocupan menos y terminar el plato es un segundo.
  • Legumbres. En mi caso dejé solo lentejas, ya que el cocido lo hago en ollla rápida y es lo más sencillo de hacer aunque haya un bebé.
  • Carnes con salsa. Así no se resecan tanto al descongelarlo. En mi caso hice pollo teriyaki (luego le añades arroz) y tacos (luego le pones el pan y el guacamole)
  • Guisos. Yo aquí soy muy poco experta pero seguí las recomendaciones y pedí a mi padre un par de recetas. Hice un guiso de ternera (que va guay para el hierro) y un redondo de pavo.
  • Lo que tú suelas comer. Yo hice guisantes, algo de lasaña, pollo asado en distintas formas…

Recomiendan mucho congelar caldos y purés. Nosotros no lo hicimos, compramos muchos caldos de Aneto (que son buenísimos) y las cremas del Mercadona o hacer algo rápido con la Thermomix.

¿Qué más puedo hacer?

Yo reconozco que hasta bien entrado el segundo mes no toqué la cocina. Es verdad que nos mudamos en el primer mes y todo fue complicado… pero hubo tres cosas que me salvaron.

  • Pide Wetaca. Los primeros me los gestionaron mi familia y os aseguro que nos salvaron la vida. Pedíamos tres Tuppers cada uno, y te apañas media semana. Por cierto, si no lo has probado nunca, te dejo aquí un código de 10€ de descuento en tu primer pedido CLARAA8335.
  • Pide que te traigan comida. Ya os aseguro que voy a tomar esa costumbre cada vez que vaya a ver a una recién parida. No olvidaré el pisto de mi hermana, la menestra de mis padres o el arroz con ropa vieja de Cyntia.
  • Busca la tienda de pollos asados más cercana. Y aprovecha los paseos para comprarte un pollo (te dará para comer un día y hacerte una ensalada otro), tortillas de patata o alguna ración que tengan.
  • Haz la compra online. O al menos cada cierto tiempo para tardar poco y no Heber que cargar. Desde leche, huevos, frescos, conservas, hasta “aperitivos rápidos” para las visitas (yo compraba mucho café, galletitas pequeñas, latas de refresco a y cervezas, patatas fritas y aceitunas). Como la compra la hacíamos en Amazon Prime, tirábamos mucho de los precocinados de la sirena o de comprar verduras congeladas para solo echarlas a la sartén.

¿Y ahora qué?

Pues poco a poco organízate. En el postparto vas a tener necesidades muy concretas de ciertos nutrientes, vas a estar más cansada seguramente y necesitas buena gasolina para que funcione la máquina.

En mi caso, ya bien entrado el segundo mes, contrate una sola sesión con Palmira Nutrición. Ella vino a mi casa, analizó un poco mis costumbres y mi caso y me preparó un recetario y muchos consejos para estos meses. Ya he vuelto a hacer batch cooking, solo que muy distinto a cuando fui a un nutricionista para perder peso. Con las ideas que me dio, en 1-2h consigo ponerme al día de la comida de la semana.

Está claro que no todos hacemos o necesitamos lo mismo, pero espero que algunos de estos consejos te sean útiles. ¿Qué más hiciste tú?

Foto de Comida creado por valeria_aksakova – www.freepik.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close