Lo que no me contaron sobre la alimentación complementaria

Empezar la alimentación complementaria es un hito que todos los padres vivimos con mucha ilusión. Ver qué tu bebé come es un paso grande a ser personita.

Yo me formé lo que pude. Pregunté a obsoletos pediatras, recibí recomendaciones de empezar com cereales en el biberón y zumo de naranja a los cuatro meses, me hice dos cursos en la escuela Bitácoras y hasta contraté una consultoría con Sara Traver.

Sin embargo, tras tanta información, nadie me había contado lo más básico… algo que lo mismo era de cajón, pero que yo no sabía y me trajo por el camino de la amargura.

Tardé dos meses en establecer algo de rutina y, por si te pasa lo mismo, te quiero compartir los básicos basiquísimos que hubiera preferido saber:

Hay que decidir un orden de introducción de alimentos

Recuerdo que cuando preguntaba “¿por dónde empiezo?” Todos decían que daba igual. Bueno, pues aunque te dé igual, hay que decidir. Y eso no es sencillo.

Yo os compartí el menú de la primera semana. Me centré en meter pollo y verduras (por asegurar el hierro y que iba a poder hacer purés sencillamente). A partir de ahí metí frutas y verduras en trozos para poder empezar con el BLW mixto y la avena para hacer galletas o tortitas.

Lo siguiente fue crear variedad de purés y por eso empecé a introducir proteínas animales (pavo, lenguado, ternera…). Luego el gluten. Al mes, más o menos, metí el huevo. Como tienes que estar casi una semana con el huevo (o más) yo la metí cuando no iba a ser aburrido. ¿Lo bueno? Que con el huevo tienes muchas más recetas que hacer.

Cuando ya tienes mucho introducido es sencillo, yo solo selecciono un alérgeno potencial a la semana (un fruto seco, pescado o legumbre) y al hacer la compra pillo frutas o algo así.

Hay muy poca información de BLW mixto

Mi pediatra solo me dio instrucciones de triturados, y en los cursos de BLW solo de trozos. Falta información de la opción mixta, que es igual de válida que las demás.

Yo solo salí con la conclusión de que había que dar dos comidas al día, una de trozos y otra de triturados. Ya el resto “empieza por donde quieras“… 

La pediatra nos avisó mucho de la importancia de dar triturados ante la caída de hierro en el mes 6, y en los cursos de BLW hablan de la capacidad de auto administración de los bebés. 

Yo personalmente no me creo nada al 100%… ni el hierro se cae de un día a otro, y los bebés tienen una dificultad motora al principio que les impide comer bien. Lo siento, pero la manita de mi hijo no cogía bien un plátano, se le resbalaba la pera y el melón, y si se rompía un trozo de galleta de avena y plátano en la boca pues prepárate. Lo mismo vuestros bebés son distintos. Pero aquí fue así, no era auto administrativo, era por impedimento motor.

Por eso la opción mixta nos aseguraba el hierro y que esa habilidad motora se va desarrollando. 

Los purés tampoco son sencillos

Al menos nosotros tardamos dos semanas en que aprendiese a comer purés. Dos semanas. De verdad.

Le acercabas la cuchara y la chupaba, la intentaba coger, giraba la cabeza, cogía el bote de puré… un desastre. Yo me volvía loca. Al final le dimos una precuchara, nos pusimos hasta arriba de puré y poco a poco aprendimos.

No, no siempre es tan sencillo dar los primeros purés, así que paciencia.

Por cierto, con el BLW mixto al principio se confunden bastante: ven el puré y lo quieren coger con la mano, le acercas un trozo y abren la boca en lugar de echar la mano. Con los meses cambió y ya podía hacer en todas las comidas que quisiese un triturado y trozos “de postre”.

Los trozos son todavía más difíciles 

En todos los cursos de BLW te recomiendan que hagas un curso de atragantamiento pero te recuerdan que los bebés saben gestionar perfectamente los trozos y tú debes confiar en ellos y no ponerte nerviosa. Eso es verdad.

Si se meten un trozo muy grande, escupen. Si meten un trozo muy dentro, arcada. Si tú sufres o no microinfartos es otra cosa. Ellos saben.

Escupir, tos, arcada… son tus amigas. Ahora, la herramienta estrella para evitar el atragantamiento es el vómito. Sacan todo fuera y te aseguras que tiene las vías limpias. Ese fue nuestro caso y lo viví como un drama.

Una o dos veces por semana vomitaba. Y cómo puedes imaginarte, yo ya no sabía si lo estaba haciendo bien o si tenía que esperar más a dar trozos.

Yo decidí seguir con el apoyo de mi tribu. Eligiendo alimentos sencillos de gestionar, probando otros de vez en cuando. Y entendiendo que si vomita no se ahoga. La verdad es que no me arrepiento porque sí veo avance.

Yo ya he confesado las cosas básicas (o no tanto) que me hubiera gustado saber. ¿Te animas a dejarme las tuyas?

Foto de Bebé creado por freepik – www.freepik.es
Categories Maternidad

2 thoughts on “Lo que no me contaron sobre la alimentación complementaria

  1. Jo, qué razón en todo lo que leo…

    Efectivamente a las mías les costó empezar con los purés, les acercaba la cuchara y no sabían que hacer con ella. Claro!! Llevaban 6 meses chupando un pezon o una tetina, y la cuchara era una forma muy nueva para ellas!

    La verdad que yo me hice un Excel con todos los alimentos, los días que iban probando, y tal, y los primeros días estuve muy desanimada por esto, porque no comían! Con las ganas que yo tenía de ir dándoles cositas y costó pues eso, como un par de semanas que empezaran a comer bien.

    Yo no me atreví con el blw tan pronto, no las veía preparadas, pero sobre todo no me veía a mi preparada. Y además que mis nenas nacieron muy pequeñas, no soportaba la idea de hacer blw y no saber lo que comían, que todo acabara por el suelo… Y lo del tema arcadas o vómitos vamos… No quiero ni pensarlo.

    Con el tiempo (y los dientes) empecé a animarme con los trozos, sobre todo con la fruta. Desde hace un tiempo todas las veces que comen intentamos que acepten los trozos, y tras unos intentos, si vemos que no, lo trituramos.

    Clara lleva unas semanas que acepta bien los trozos, Natalia aún no. Y resulta que nos han dicho en la guarde que Clara casi no toma puré, y desde que le están dando la comida más entera, se lo come todo fenomenal! Así que con Clara ya estamos casi sin purés, y con Natalia pues cuando ella quiera, llegará…

    No sé, totalmente respetable como lo haga cada uno, pero creo que si tienes unos buenos principios e ideas básicas de comida, paciencia, perseverancia… No veo necesario empezar a forzarles ser autónomos tan pronto, la verdad ☺️ pero cada uno que haga lo que pueda o lo que quiera!!

    Besotes oscura!!

    1. Supervivencia… al final eso es lo importante… no hay un único bebé y por tanto, no hay una única forma de criar… Y (como dicen las madres) todos los bebés acaban comiendo. Es más importante escucharles que otra cosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close